MARSHMALLOW ICING (cobertura para Cupcakes)

Normalmente, cuando hacemos Cupcakes, solemos decorarlos con Fondant o con una buttercream de nuestro sabor favorito (que, además, suelen ser chocolate, vainilla, nata o caramelo). Los más osados, incluso con crema de queso, sobre todo para acompañar los de zanahoria. Pero hoy os vamos a dejar una receta diferente.

Porque hay muchos más sabores que probar, y porque el que no se arriesga no gana… cobertura con sabor a nube de azúcar (sin tener que comprar la crema de Marshmallow o Fluff).

Ingredientes

  • 120 gr azúcar normal
  • 80 gr Golden Syrup (es una melaza clara. En Madrid lo puedes encontrar en el Polígono de Alcobendas en una tienda llamada The Food Hall)
  • 1 ½ cucharadas de agua
  • 2 claras
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Ponemos el azúcar, el sirope y el agua en un cazo a calentar a fuego medio-fuerte. Esperamos hasta que llegue a 115º en el termómetro de azúcar. Retiramos del calor.

Mientras tanto montamos las claras. Cuando ya hagan picos blandos, añadimos el sirope caliente poco a poco, con la batidora a velocidad baja.

Cuando ya hemos añadido todo el sirope, subimos la velocidad a media-alta hasta que tenemos una mezcla brillante y firme. Añadimos el extracto de vainilla casi al final.

Y listo!! A decorar los Cupcakes! Podéis hacerlo con la boquilla 1M de Miltón para que quede con forma de rosa o con la redonda super ancha. Y se puede decorar como queráis… con colorante, con oreos, con chocolate caliente recubriéndolo, con nubes de azúcar… Ya sabéis… en la imaginación está el límite!!

Cobertura de nube de azúcar

Anuncios

Galletas de Jengibre y canela… para que huela a Navidad :)

Si, ya se… la Navidad quedó atrás hace tiempo, pero adoro ese olor a canela y jengibre saliendo del horno… y como en casa en Navidades siempre huele así… pues eso, a pensar un poco en fechas que ya pasaron 🙂 Pero… ¿a quién no le gustan las galletas de jengibre? Es como las cookies o las galletas de mantequilla… empiezas con una y acaban pareciendo pipas!!

Pues aquí os dejamos hoy la receta mágica de la navidad. Da como para unas 4 personas.

Ingredientes

  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar moreno molido
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharadita de melaza
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de canela
  • 1 pellizco de clavo en polvo
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • 250 g de harina
  • 6 Caramelos de distintos colores
  • Glasa real para decorar

Preparación:

Lo primero que hacemos es poner en una cacerola la mantequilla con el azúcar moreno, el sirope, la melaza y todas las especias. Calentamos y mezclamos hasta conseguir que esté todo fundido durante 3-4 minutos.

Retiramos del fuego y añadimos, poco a poco, el bicarbonato con la harina tamizada. Integramos. Debemos obtener una masa suave pero firme.

Dejamos enfriar durante 5 minutos a temperatura ambiente.

Sobre una superficie enharinada ponemos la masa y la estiramos con ayuda de un rodillo hasta conseguir una lámina de 1 centímetro de grosor.

Encendemos el horno a 200ºC.

Con ayuda de un corta-pastas vamos haciendo las galletas. Las disponemos en una bandeja de horno con papel sulfurizado. Una vez listas con otro corta-pastas hacemos un agujero en el centro donde pondremos después los caramelos.

En un mortero, machacamos los caramelos por colores y vamos poniendo los trozos en el centro de la galleta.

Horneamos las galletas durante 8-10 minutos.

Una vez las sacamos del horno, las disponemos sobre una rejilla para que se enfríen.

Seguidamente, decoramos las galletas con la glasa real haciendo puntos o los dibujos que más nos gusten. Dejamos secar y endurecer, y si estamos en navidad… siempre podemos ponerles una cinta bonita y colgarlas del árbol (para ello, con un taladro hacemos un agujero una vez lo vamos a meter en el horno para evitar que se nos rompa la galleta). Mientras tanto… ¿qué tal si nos las comemos? 🙂

 

galletas

Bizcocho 14 Cucharadas ¡El bizcocho todoterreno!

Hoy queremos compartir con todos vosotros una de esas recetas de familia de toda la vida. Personalmente la hago desde hace muchísimos años y siempre sale bien, no necesitáis ni batidora, ni Kitchen Aid, ni Thermomix… Con un bol grande, una cuchara sopera y un tenedor tenéis más que suficiente. Os voy a dar todos los ingredientes pesados, pero realmente podéis utilizar ¡14 cucharadas!

Os propongo un bizcocho de vainilla, ya sabéis que si lo queréis de chocolate, naranja o cualquier otro sabor solo tenéis que incorporar la esencia o el producto que queráis.

Ingredientes:

·4 huevos medianos
·14 cucharadas de azúcar ≈ 240 gr
·14 cucharadas de aceite ≈ 120 gr
·14 cucharadas de harina ≈ 300 gr
·1 sobre de Levadura química ≈ 20 gr
·14 cucharadas de leche ≈ 120 gr
·1 cucharada de esencia de vainilla

Ingredientes

Preparación:

Se baten los huevos con  el azúcar y se añade el aceite. Podéis utilizar mantequilla, unos 240 gr. Personalmente prefiero utilizar aceite de oliva de baja graduación o de girasol, si os gusta más con mantequilla no hay problema, siempre la relación es la mitad de aceite que de mantequilla.

Añadimos la harina junto con la levadura y seguimos batiendo. Por último añadimos la leche y la esencia de vainilla y se bate hasta obtener una masa homogénea y listo!

Vertemos la masa en un  molde de unos 20 cm de diámetro, lo introducimos en el horno precalentado unos 45 minutos y listo! Os quedará una miga muy jugosa pero lo suficientemente consistente como para que podáis partir el bizcocho incluso modelarlo con la forma que queráis.

Bizcocho

Un saludo a todos y a practicar.

 

Cupcake de moras con crema de moras!! (Para ponerse morado)

Si, lo se… últimamente me dan unos ataques muy raros y unos antojos, que… si no fuera porque estoy segura de que es imposible, pensaría que estoy embarazada…

Y hoy me ha dado porque quiero comer moras. Si, lo se… encontrar moras silvestres hoy va a ser misión imposible y a precio de riñón y medio, pero… quiero moras!! Así que me he plantado y he dicho… ¿y un CupCake de mora? Así que me he preparado un cafecito, y me he puesto manos a la obra.

Ingredientes:

  • 40 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 140 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 1/2 de levadura en polvo
  • 120 g de harina
  • 120 ml de leche entera
  • 1 cucharadita de mora en pasta
  • 100 g de moras (truco para hoy… mermelada de mora de la vieja fábrica 😉

Preparación:

Precalentar el horno a 160ºC.

Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.

En un bol, batir el azúcar con la mantequilla hasta que esté cremoso y totalmente integrado.

Añadir el huevo y mezclar hasta que  quede integrado. Añadir la mora en pasta.

A continuación, añadimos la mitad de la mezcla de harina, batimos, luego la mitad de la leche, batimos y de nuevo el resto de la harina y el resto de la leche.

Con un tenedor, chafamos las moras y las integramos con la masa, removiendo con una espátula.

Repartir la mezcla en las capsulas, rellenando hasta 2/3 del total. Hornear alrededor de 20-22 minutos, con la rejilla centrada y el horno encendido arriba y abajo, sin el ventilador. Comprobar que al hundir un palillo, este sale limpio.

Mientras los cupcakes se enfrían, preparamos la crema de queso para la cobertura.

Ingredientes:

  • 200 g de queso crema
  • 75 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar glass
  • 1 cucharadita de mora en pasta

Preparación:

Mezclar la mantequilla y el azúcar glass (previamente tamizado) hasta que se integren (durante 4-5 minutos).

A continuación, añadir el queso crema y batir durante unos minutos (a velocidad máxima) hasta que la mezcla este cremosa y totalmente integrada. Añadir la mora en pasta e integrar durante un minuto mas.

Y una vez lo tengamos todo frío… solo tenemos que decorarlo un poquito… Deliciosos!!! ¿quién se puede negar?

Cupcakes_mora

Cake Pops de Nutella y Oreo

Hoy estoy más golosa que de costumbre… será el tiempo, que con tanto frío me pide chocolate… y como yo no soy de las de churros y porras… pues me ha dado por que me apetece un cake pop, y como ayer preparé unos, que además estaban deliciosos (no es por que los haya hecho yo, que conste), pues he dicho… nada, este es el momento de compartirlo. Que los secretos deliciosos están buenos, pero las recetas compartidas son mucho mejores 🙂

Bueno, ayer quería tener un detalle con la empresa que me hace todas las cosas de publicidad (que son unos chicos magníficos, y tienen unos precios de lujo, ya provecho para hacerles publicidad que se lo merecen) así que les hice estos cake pops para que disfrutaran de un capricho. Y ellos a compartirlos con sus clientes… esto de que se acerque San Valentín… tiene el amor en el aire.

En Fin, que aquí os cuento la receta, que yo me lío a hablar y al final… acabo por no contar nada 🙂

Ingredientes:

  • 150 g. de galletas Oreo
  • 5 cucharadas de Nutella
  • Para la cobertura usaremos Candy Melts de colores o chocolate para fundir
  • Bolitas de colores, confeti, etc…  para decorar.

Preparación:

Trituramos muy bien las galletas, con crema y todo. Cuando estén listas, añadimos la Nutella  y lo mezclamos hasta conseguir una pasta pegajosa con la lengua pastelera (tratad de no hacerlo con la mano… no es lo mismo que usar el queso crema y el resultado tampoco es igual).

Con esta pasta, haremos bolitas utilizando las manos  y las colocamos en una huevera (para que no pierdan su perfecta redondez), o en un plato. Una vez hechas las bolitas, las meteremos en la nevera para que se enfríen durante un largo rato (una hora o más).

Mientras tanto, prepararemos unos pocos Candy Melts fundidos (4 o 5), o unas onzas de chocolate fundidas. Podemos fundirlos al baño maría, en el microondas… Cuando esté fundido, iremos impregnando los palitos en uno de sus extremos, y clavándolos, uno a uno, en las bolitas ya hechas.

Posteriormente seguimos refrigerando para que el chocolate se enfríe y no se caigan los palitos.

Ahora sí: las dejaremos enfriar toda la noche (¡es lo ideal para que se endurezcan bien y no se espachurren, que queremos que parezcan chupa-chups!).

Al día siguiente, cuando estén bien firmes y fríos, podremos proceder a preparar la cobertura con más Candy Melts o chocolate para fundir. Mojaremos cada uno de los Cake Pops en el chocolate fundido, dejándoles verter un ratito en posición vertical  para que eliminen el exceso de chocolate.

Luego los rebozamos con bolitas, fideos de colores, restos de Oreos molidas…¡cualquier cosa que os guste! Los dejaremos en la nevera en alguna base de poliespan o dummies que podéis conseguir en cualquier tienda, para que se sostengan en horizontal y se sigan enfriando hasta la hora de servir. Yo usé una bola de poliespan cortada por la mitad, y la metí en un vaso grande que previamente rellené de caramelos y lacasitos para hacer peso.

Y este fue el resultado!! Así que como ya me está picando el gusanito… ahí os dejo que me voy a casa a ver si me han dejado alguno de los que guardé 🙂

Besitos!!

Cake Pops Nutella y Galletas oreo

Tarta de San Valentín para 2 personas :)

Estamos en febrero, y es imposible no pensar en que se acerca San Valentín, bien por que queremos hacer un regalo especial, o bien porque no nos apetece para nada… pero… ¿y si endulzamos el día con una tarta para dos? Si estamos solos… al menos tendremos el desayuno para dos días, y es una bonita forma de celebrar que cada vez se nos da mejor esto de hacer tartas, decorarlas, y, por supuesto, de querernos un poquito más.

Si, también esto de pecar… es un poco como echar para atrás toda la operación bikini, pero… aún queda mucho y… de vez en cuando darse un capricho, lo agradece el cuerpo y anima mucho 🙂

Así que hoy os dejamos la receta de una deliciosa tarta para dos personas, de bizcocho de chocolate y canela, relleno de confitura de frambuesas, ganaché de chocolate y, decorado con fondant 🙂 Claro que sin el fondant no tendrá corazones, flores ni será tan vistosa, pero os aseguro que estará igual de deliciosa!!!

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 6 cucharadas de harina
  • 6 cucharadas de azúcar (a mi me gusta más con azúcar moreno, pero la blanca le queda muy bien).
  • 2 cucharadas de cacao puro en Polvo Valor
  • 6 cucharadas de leche
  • 2 huevos L
  • 6 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de de levadura
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • la punta de una cucharadita de bicarbonato sódico

Para el relleno de Frambuesa:

  • 125 gr de queso mascarpone
  • 6 cucharaditas de azúcar glass
  • Mermelada de frambuesa (la vieja fábrica sin azúcar añadido)

Para la ganaché de chocolate:

  • 250 ml de nata para cocinar
  • 300 gr de chocolate de cobertura troceado.

La receta:

Pre-calentamos el horno a 180º arriba y abajo sin aire. Preparamos el molde (el de 15 cm) y lo engrasamos con mantequilla y harina (o con Bake Easy si lo tienes a mano. Yo lo prefiero, se des-molda mejor, y la receta queda más auténtica).

Por un lado mezclamos en un bol todos los ingredientes secos tamizados, excepto el azúcar  (la harina, el cacao en polvo, la canela, el jengibre, el bicarbonato y la levadura).

En otro bol ponemos el aceite de girasol y el azúcar y lo batimos bien hasta que estén incorporados y el grano de azúcar se note lo menos posible. Una vez lo tengamos listo, le añadimos, sin dejar de batir, los huevos, uno a uno para que se incorporen bien. Ahora le añadimos la esencia de vainilla y volvemos a batir hasta que esté todo perfectamente integrado.

Ha llegado el momento de unir los ingredientes secos, que lo haremos en 2 tiempos. Primero la mitad, y cuando la mezcla esté bien integrada, le añadimos la leche, lo batimos bien, y añadimos el resto de la harina.

Ponemos la mezcla en el molde y lo introducimos en el horno durante 30 minutos (o hasta que al pincharlo con un palillo este sale completamente seco)

Lo dejamos enfriar unos 5 minutos en el molde, y lo des-moldamos encima de una rejilla hasta que esté completamente frío.

Mientras se enfría batimos el queso mascarpone, el azúcar glass y cuando esté listo, le añadimos la mermelada de frambuesa con movimientos envolventes y con cuidado para que se mezcle bien, pero que el queso no pierda su consistencia.

Con la sierra sueca partimos el bizcocho por la mitad, y lo rellenamos con la mezcla.

Preparamos la ganaché de chocolate (mezclamos la nata con el chocolate de cobertura que calentamos en el microondas con cuidado, mezclando bien de 30 en 30 segundos) hasta que queda líquido pero con consistencia) y lo echamos por encima del bizcocho repartiéndolo bien por todos los lados, para que quede recto, ayudándonos de una espátula para que quede lo más liso posible.

Lo metemos en la nevera (yo lo dejo durante una hora aprox., pero con 15 minutos tenemos suficiente) para que el ganaché enfríe y sea más fácil colocar el fondant.

Si se nos ha enfriado demasiado, solo tenemos que darle unas pinceladas de agua caliente para que pegue bien el fondant (que hemos trabajado con el rodillo para dejarlo lo fino que queramos. Nos ayudamos del rodillo para colocarlo y recortamos lo sobrante teniendo cuidado al colocarlo de no estirarlo para que no se rompa (levantamos, ahuecamos y pegamos. Si vemos que se nos quiebra, le echamos un poco de crisco (manteca vegetal).

Y a decorar (para pegar fondant sobre fondant, recuerda que necesitas el pegamento (CMC mezclado con agua) pero echarlo con cuidado, sobre todo si usamos colores como el rojo o el negro que destiñen mucho).

Y listo!!! Tenemos nuestra tarta lista para degustar en buena compañía (y de un delicioso té con leche) 😉

tartita SV