Cupcakes salados: Salmón!!

¿De salmón? ¿Un cupcake? Si!!! No todo iba a ser dulce ¿no? De cara a montar los Candy Bar o Mesas dulces, hay veces que nos piden también platos salados, como aperitivos para la entrada, no todo iba a ser salmorejos, tortillas, empanadas y demás… Los CupCakes salados son sorprendentes, diferentes y… mucho más apetecible de lo que a priori podamos pensar.

Además se pueden hacer de un montón de cosas, y mezclar sabores dulces y salados… ya sabéis, como digo siempre… en la imaginación está el límite.

Y aunque se que aún os debo la receta del bizcocho de champagne con crema de queso y fresas, hoy he pensado en subir mejor esta, a ver si por fin os atrevéis a hacerla y contarme la experiencia!! 🙂

Ingredientes:

Para unos 24 mini cupcakes salados (es mejor hacerlos chiquititos)

  • 125 grs. de harina
  • Una cucharadita y media de levadura química
  • Media cucharadita de sal
  • 125 ml. de leche
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 huevo L
  • 80 – 100 grs. de Salmón fresco o congelado
  • 30 – 40 grs. de queso parmesano
  • Pimienta, tomillo, orégano, romero…etc., al gusto.

Precalentamos el horno a 160º

Preparamos con capsulas minis nuestra bandeja de cupcakes mini. Cortamos a trocitos el pescado, y el queso en cubos pequeños.

En un bol, echamos la harina tamizada, la  levadura, sal, especies al gusto  y el queso.

En otro bol, mezclamos el aceite, la leche y el huevo, y batimos hasta que todo esté perfectamente integrado.

Ahora solo hay que ir incorporando poco a poco los sólidos en el bol de los líquidos, ayudándolos de la batidora o de una varilla. Cuando la mezcla esté homogénea, echamos los dados de salmón dándoles un par de vueltas, lo suficiente para que queden bien repartidos en la masa.

Echamos la masa de cupcakes salados en las cápsulas, 2/3 o un poco más y horneamos unos 20-25 minutos, antes de sacarlos comprobar que no estén crudos (como siempre, el truco del palillo nos viene de fábula)

Sacamos del horno, dejamos unos 5 minutos en la bandeja y después traspasamos a enfriar a una rejilla.

Mientras se enfrían, es el momento de ir preparando el frosting (o cobertura):

Para la receta de estos cupcakes salados de salmón, vamos a usar como frosting un queso crema, tipo Philadelphia.

Simplemente, preparamos una manga pastelera con una boquilla a nuestra elección (yo he usado la M1 de Milton para darle forma de rosa), rellenamos con el queso crema  y decoramos una vez los cupcakes estén fríos. Para decorar le podemos poner una cucharadita de caviar (o sucedáneo), los conservamos en la nevera hasta el momento de servir y … ¡voilá! ya tenemos un delicioso aperitivo que no dejará indiferente a ninguno 🙂

Ya me contaréis a ver que os han parecido 🙂

cukcakes_canapés-225x300

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s