Cupcake de moras con crema de moras!! (Para ponerse morado)

Si, lo se… últimamente me dan unos ataques muy raros y unos antojos, que… si no fuera porque estoy segura de que es imposible, pensaría que estoy embarazada…

Y hoy me ha dado porque quiero comer moras. Si, lo se… encontrar moras silvestres hoy va a ser misión imposible y a precio de riñón y medio, pero… quiero moras!! Así que me he plantado y he dicho… ¿y un CupCake de mora? Así que me he preparado un cafecito, y me he puesto manos a la obra.

Ingredientes:

  • 40 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 140 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 1/2 de levadura en polvo
  • 120 g de harina
  • 120 ml de leche entera
  • 1 cucharadita de mora en pasta
  • 100 g de moras (truco para hoy… mermelada de mora de la vieja fábrica 😉

Preparación:

Precalentar el horno a 160ºC.

Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.

En un bol, batir el azúcar con la mantequilla hasta que esté cremoso y totalmente integrado.

Añadir el huevo y mezclar hasta que  quede integrado. Añadir la mora en pasta.

A continuación, añadimos la mitad de la mezcla de harina, batimos, luego la mitad de la leche, batimos y de nuevo el resto de la harina y el resto de la leche.

Con un tenedor, chafamos las moras y las integramos con la masa, removiendo con una espátula.

Repartir la mezcla en las capsulas, rellenando hasta 2/3 del total. Hornear alrededor de 20-22 minutos, con la rejilla centrada y el horno encendido arriba y abajo, sin el ventilador. Comprobar que al hundir un palillo, este sale limpio.

Mientras los cupcakes se enfrían, preparamos la crema de queso para la cobertura.

Ingredientes:

  • 200 g de queso crema
  • 75 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar glass
  • 1 cucharadita de mora en pasta

Preparación:

Mezclar la mantequilla y el azúcar glass (previamente tamizado) hasta que se integren (durante 4-5 minutos).

A continuación, añadir el queso crema y batir durante unos minutos (a velocidad máxima) hasta que la mezcla este cremosa y totalmente integrada. Añadir la mora en pasta e integrar durante un minuto mas.

Y una vez lo tengamos todo frío… solo tenemos que decorarlo un poquito… Deliciosos!!! ¿quién se puede negar?

Cupcakes_mora

Anuncios

Cake Pops de Nutella y Oreo

Hoy estoy más golosa que de costumbre… será el tiempo, que con tanto frío me pide chocolate… y como yo no soy de las de churros y porras… pues me ha dado por que me apetece un cake pop, y como ayer preparé unos, que además estaban deliciosos (no es por que los haya hecho yo, que conste), pues he dicho… nada, este es el momento de compartirlo. Que los secretos deliciosos están buenos, pero las recetas compartidas son mucho mejores 🙂

Bueno, ayer quería tener un detalle con la empresa que me hace todas las cosas de publicidad (que son unos chicos magníficos, y tienen unos precios de lujo, ya provecho para hacerles publicidad que se lo merecen) así que les hice estos cake pops para que disfrutaran de un capricho. Y ellos a compartirlos con sus clientes… esto de que se acerque San Valentín… tiene el amor en el aire.

En Fin, que aquí os cuento la receta, que yo me lío a hablar y al final… acabo por no contar nada 🙂

Ingredientes:

  • 150 g. de galletas Oreo
  • 5 cucharadas de Nutella
  • Para la cobertura usaremos Candy Melts de colores o chocolate para fundir
  • Bolitas de colores, confeti, etc…  para decorar.

Preparación:

Trituramos muy bien las galletas, con crema y todo. Cuando estén listas, añadimos la Nutella  y lo mezclamos hasta conseguir una pasta pegajosa con la lengua pastelera (tratad de no hacerlo con la mano… no es lo mismo que usar el queso crema y el resultado tampoco es igual).

Con esta pasta, haremos bolitas utilizando las manos  y las colocamos en una huevera (para que no pierdan su perfecta redondez), o en un plato. Una vez hechas las bolitas, las meteremos en la nevera para que se enfríen durante un largo rato (una hora o más).

Mientras tanto, prepararemos unos pocos Candy Melts fundidos (4 o 5), o unas onzas de chocolate fundidas. Podemos fundirlos al baño maría, en el microondas… Cuando esté fundido, iremos impregnando los palitos en uno de sus extremos, y clavándolos, uno a uno, en las bolitas ya hechas.

Posteriormente seguimos refrigerando para que el chocolate se enfríe y no se caigan los palitos.

Ahora sí: las dejaremos enfriar toda la noche (¡es lo ideal para que se endurezcan bien y no se espachurren, que queremos que parezcan chupa-chups!).

Al día siguiente, cuando estén bien firmes y fríos, podremos proceder a preparar la cobertura con más Candy Melts o chocolate para fundir. Mojaremos cada uno de los Cake Pops en el chocolate fundido, dejándoles verter un ratito en posición vertical  para que eliminen el exceso de chocolate.

Luego los rebozamos con bolitas, fideos de colores, restos de Oreos molidas…¡cualquier cosa que os guste! Los dejaremos en la nevera en alguna base de poliespan o dummies que podéis conseguir en cualquier tienda, para que se sostengan en horizontal y se sigan enfriando hasta la hora de servir. Yo usé una bola de poliespan cortada por la mitad, y la metí en un vaso grande que previamente rellené de caramelos y lacasitos para hacer peso.

Y este fue el resultado!! Así que como ya me está picando el gusanito… ahí os dejo que me voy a casa a ver si me han dejado alguno de los que guardé 🙂

Besitos!!

Cake Pops Nutella y Galletas oreo

Tarta de San Valentín para 2 personas :)

Estamos en febrero, y es imposible no pensar en que se acerca San Valentín, bien por que queremos hacer un regalo especial, o bien porque no nos apetece para nada… pero… ¿y si endulzamos el día con una tarta para dos? Si estamos solos… al menos tendremos el desayuno para dos días, y es una bonita forma de celebrar que cada vez se nos da mejor esto de hacer tartas, decorarlas, y, por supuesto, de querernos un poquito más.

Si, también esto de pecar… es un poco como echar para atrás toda la operación bikini, pero… aún queda mucho y… de vez en cuando darse un capricho, lo agradece el cuerpo y anima mucho 🙂

Así que hoy os dejamos la receta de una deliciosa tarta para dos personas, de bizcocho de chocolate y canela, relleno de confitura de frambuesas, ganaché de chocolate y, decorado con fondant 🙂 Claro que sin el fondant no tendrá corazones, flores ni será tan vistosa, pero os aseguro que estará igual de deliciosa!!!

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 6 cucharadas de harina
  • 6 cucharadas de azúcar (a mi me gusta más con azúcar moreno, pero la blanca le queda muy bien).
  • 2 cucharadas de cacao puro en Polvo Valor
  • 6 cucharadas de leche
  • 2 huevos L
  • 6 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de de levadura
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • la punta de una cucharadita de bicarbonato sódico

Para el relleno de Frambuesa:

  • 125 gr de queso mascarpone
  • 6 cucharaditas de azúcar glass
  • Mermelada de frambuesa (la vieja fábrica sin azúcar añadido)

Para la ganaché de chocolate:

  • 250 ml de nata para cocinar
  • 300 gr de chocolate de cobertura troceado.

La receta:

Pre-calentamos el horno a 180º arriba y abajo sin aire. Preparamos el molde (el de 15 cm) y lo engrasamos con mantequilla y harina (o con Bake Easy si lo tienes a mano. Yo lo prefiero, se des-molda mejor, y la receta queda más auténtica).

Por un lado mezclamos en un bol todos los ingredientes secos tamizados, excepto el azúcar  (la harina, el cacao en polvo, la canela, el jengibre, el bicarbonato y la levadura).

En otro bol ponemos el aceite de girasol y el azúcar y lo batimos bien hasta que estén incorporados y el grano de azúcar se note lo menos posible. Una vez lo tengamos listo, le añadimos, sin dejar de batir, los huevos, uno a uno para que se incorporen bien. Ahora le añadimos la esencia de vainilla y volvemos a batir hasta que esté todo perfectamente integrado.

Ha llegado el momento de unir los ingredientes secos, que lo haremos en 2 tiempos. Primero la mitad, y cuando la mezcla esté bien integrada, le añadimos la leche, lo batimos bien, y añadimos el resto de la harina.

Ponemos la mezcla en el molde y lo introducimos en el horno durante 30 minutos (o hasta que al pincharlo con un palillo este sale completamente seco)

Lo dejamos enfriar unos 5 minutos en el molde, y lo des-moldamos encima de una rejilla hasta que esté completamente frío.

Mientras se enfría batimos el queso mascarpone, el azúcar glass y cuando esté listo, le añadimos la mermelada de frambuesa con movimientos envolventes y con cuidado para que se mezcle bien, pero que el queso no pierda su consistencia.

Con la sierra sueca partimos el bizcocho por la mitad, y lo rellenamos con la mezcla.

Preparamos la ganaché de chocolate (mezclamos la nata con el chocolate de cobertura que calentamos en el microondas con cuidado, mezclando bien de 30 en 30 segundos) hasta que queda líquido pero con consistencia) y lo echamos por encima del bizcocho repartiéndolo bien por todos los lados, para que quede recto, ayudándonos de una espátula para que quede lo más liso posible.

Lo metemos en la nevera (yo lo dejo durante una hora aprox., pero con 15 minutos tenemos suficiente) para que el ganaché enfríe y sea más fácil colocar el fondant.

Si se nos ha enfriado demasiado, solo tenemos que darle unas pinceladas de agua caliente para que pegue bien el fondant (que hemos trabajado con el rodillo para dejarlo lo fino que queramos. Nos ayudamos del rodillo para colocarlo y recortamos lo sobrante teniendo cuidado al colocarlo de no estirarlo para que no se rompa (levantamos, ahuecamos y pegamos. Si vemos que se nos quiebra, le echamos un poco de crisco (manteca vegetal).

Y a decorar (para pegar fondant sobre fondant, recuerda que necesitas el pegamento (CMC mezclado con agua) pero echarlo con cuidado, sobre todo si usamos colores como el rojo o el negro que destiñen mucho).

Y listo!!! Tenemos nuestra tarta lista para degustar en buena compañía (y de un delicioso té con leche) 😉

tartita SV

 

¡¡¡¡Galletaaaaaaas!!!

Si, lo se, parezco el Monstruo de las Galletas, pero… que quede aquí entre nosotros… un poco menos peluda y menos azul… lo soy!!!

De mantequilla, de jengibre, con chips de chocolate… para desayunar, merendar o simplemente porque si… ¡¡me encantan!!

Así que, como de momento no nos habéis pedido ninguna receta en particular que queráis que compartamos (o truco, que también vale 😉 ) pues a subir lo que en ese momento se nos antoja. Y ahora mismo, que me estoy tomando un delicioso Chai Tea Latte, lo que me apetece es una galleta de mantequilla. ¿Con Glassa? ¿Con fondant? La verdad es que me gustan más las de glassa (es como los Cupcakes de buttercream, le da ese puntito diferente).

La receta es muy sencilla. ¿preparados?

Ingredientes para unas 30/40 galletas de unos 8/10 cm

250 gr de mantequilla a temperatura ambiente

250 gr de azúcar glass

1 huevo XL a temperatura ambiente

650 gr de harina de todo uso tamizada

Aroma de vainilla ( podéis utilizar otro a gusto)

Un chorrito de leche entera para ligar la masa cuando este migosa (es decir, para cuando se nos está deshaciendo y tiene ese extraño tacto harinoso y poco compacto).

Canela al gusto.

Receta

ponemos en un bol mantequilla y lo batimos con el azúcar que previamente habremos tamizado hasta que este completamente fusionada. Se puede hacer con una varilla manual, pero yo prefiero hacerlo con la batidora eléctrica… no es vaguería… es que así las tengo listas antes 🙂

La mantequilla va blanqueando y aumenta su volumen ligeramente al batirla.Una vez está lista, le añadimos el aroma de vainilla. Yo, como lo uso en crema, con una cucharadita tengo suficiente, si es líquido échale un chorrito y ve probando. No hace falta mucha. Añadimos una cucharadita de canela en polvo y el huevo ligeramente batido y lo mezclamos bien.

Incorporamos la harina poco a poco y lo mezclamos manualmente (si no queremos quedarnos sin batidora) y se lo integramos a la mezcla para formar la masa. Puede que veamos que se desmiga, si eso sucede, como hemos dicho antes, le echamos un chorro de leche (con cuidado de no pasarnos) para lograr una masa compacta, si vemos que se queda demasiado líquida, añadimos un poquito de harina más.

Una vez elaborada la masa, hacemos una bola y la dividimos en cuatro partes. Las estiramos con el rodillo encima de papel vegetal para que no se nos quede pegado, dejando aproximadamente un grosor de 3 mm y las dejamos reposar en el frigorífico (ya estiradas y tapadas con papel vegetal una encima de la otra), unas 3 horas mínimo, antes de sacarlas, cortarlas con el molde de la forma que queramos darle y hornearlas.

Es muy importante que en la bandeja las coloquemos a una distancia de unos 2 cm entre si, para que al hornease no se peguen entre ellas.

La masa que sobra puede volver a juntarse, estirarse y utilizarse… es una pena dejar que se pierda ni un poquito!!!

Mientras cortamos las galletas ponemos el horno a pre-calentar a 180º (o a 160º si le ponemos aire), cuando las metemos en el hay que estar muy atentos al tiempo. Con 10 minutos es suficiente, que los bordes queden un poco dorados pero que no se nos quemen.

Cuando las saquemos, las dejamos enfriar sobre una rejilla, y las decoramos como más nos guste y ahí, si como diría nuestro amigo… podremos comer unas deliciosas… Galletaaaaas!!!

P.S: Si queréis que subamos alguna receta en particular podéis pedírnoslo en nuestra página de Facebook: https://www.facebook.com/pages/La-Aldea-del-Dulce/434278356648315?ref=ts&fref=ts

monstruo-galletas-5

Como hacer una buena Buttercream

Lo reconozco… ¡¡¡adoro la buttercream!!! Personalmente me gusta mucho más un buen Cupcake de buttercream que decorado con fondant.

Primero por que no es tan dulce o empalagoso como, en ocasiones, puede resultar el fondant, pero sobre todo, por que le puedes dar colores, sabores y formas que hagan que cada experiencia sea única.

La base siempre es la misma, sólo se necesita Mantequilla sin sal y a ser posible que esté como crema (si no siempre le podemos dar un golpe de calor en el microondas), Azúcar Glass, El extracto del sabor que hayamos elegido (vainilla, nata, fresa… o tan atrevidos como el de mojito, ron con coca-cola, champan…) o, usar crema de chocolate o mantequilla de cacahuete, queso… incluso puedes ir probando con lo que se te ocurra 🙂 … la cuestión es encontrar el sabor que más te atraiga.

Los extractos yo los prefiero en pasta, al no meterle líquido a la buttercream es más difícil que pierda la consistencia que queremos … y, si queremos, un poco de colorante!!

Para hacerla, lo primero que tenemos que hacer es batir bien la mantequilla, ir añadiendo poco a poco el azúcar hasta que hayamos conseguido la consistencia que queramos. Lo normal es usar, aproximadamente, el doble de azúcar que de mantequilla, aunque, yo, normalmente, uso un poco menos, pues no me gusta tan dulce.

Eso si, ¡cuidado! cuando le echas el azúcar… al ser tan en polvo se puede poner tu cocina blanca como la nieve!! y limpiarla luego es un horror!! Para evitarlo, lo mejor es, tratar de tapar el bol con un paño húmedo y sólo ir abriendo de a poquito para añadir el azúcar.

No hace falta ir a mucha velocidad, pero, claro, depende de la máquina que estés usando.

Una vez ya tienes bien mezcladas mantequilla y azúcar, sólo hay que añadirle el extracto o la crema del sabor, batirlo bien y, al final, en una última batida el colorante.

Y listo!! Puedes ir probando en cada paso para asegurarte de que te va gustando.

Una vez la tengas preparada, pásala directamente a la manga pastelera. Lo normal es que esté un poco dura.

Y lo que te sobre… a la nevera!! Podrás usarla para otra vez!! (eso si, no la guardes un mes 😉 )

buttercream-frosting

Cake Pops de Nutella… ¡un pedacito de cielo!

A los que somos golosos y, sobre todo, a los que no podemos resistirnos al sabor del chocolate, a veces, (y sólo a veces) nos sentimos terriblemente culpables… pero ¿cómo resistirse? Si es que… ¡¡¡está tan bueno!!! Así que, como decir a una tarta o a un CupCake, eso de …. “venga, sólo te doy uno mordisquito…” es mentirnos a nosotros mismos (si alguno lo habéis conseguido, por favor!!!! pasarme esa fuerza de voluntad!!!) y dejar de tomar chocolate es hundirnos en un mundo triste y gris que no queremos en nuestra vida…. hemos hallado la solución!!!

Nos hacemos un Cake Pop (del tamaño del agujero del donut) de chocolate con Nutella, y… al menos nos quitamos el antojo, no nos sentimos taaaaaan culpables por nuestra línea y… sobre todo, disfrutamos de uno de los mayores placeres del mundo.

Además, la receta es de lo más sencillo que os podáis imaginar:

Ingredientes para 14 cake pops:
300 gr. de bizcocho ligero (cualquiera nos sirve, incluso el comprado, pero lo mejor, es hacerlo con las sobras de ese maravilloso bizcocho que hemos usado para hacer la deliciosa tarta del día anterior)
150 gr. de Nutella
200 gr. de chocolate blanco
50 gr. de chocolate blanco color rosa (o del que queramos, es para la decoración)
Receta:
         1. Desmenuzamos el bizcocho en un bol. Tiene que estar muy bien desmenuzado.
         2. Añadimos la nutella, y con las manos vamos integrando bien por todo el bizcocho.
         3. Hacemos pequeñas bolitas con las manos y las metemos en el congelador durante 20 minutos.
         4. Derretimos un poco de chocolate blanco, mojamos la punta del palito y lo metemos en la bola hasta el centro de ésta.
         5. Los volvemos a meter en el congelador unos 10 minutos.
         6. Con un trozo de corcho, le hacemos unos agujeros con un palito separando unos 6 cm de cada uno y ponemos nuestros cake pops.
         7. Derretimos el resto de chocolate blanco al baño maría o en el microondas y le añadimos el chocolate rosa para que se tiña.
         8. Cogemos las bolitas y una a una las metemos en el chocolate bañándolas bien y retirando el sobrante dando unos golpecitos en la mano.
       9. Podemos poner antes de que endurezca, una florecita de fondant con una perla comestible para decorar o con un poco de azúcar glass decorar haciendo lineas, puntos, espirales… el límite en vuestra imaginación
       10. Pinchamos los palitos en el corcho y metemos en el frigorífico para que se endurezca el chocolate y ¡el último en atacarlas se quedará sin disfrutarlas!
CakePops

La perfecta Tarta de Zanahoria Americana

Si hay algo que, personalmente, me vuelve loca (además de la deliciosa New York Cheesecake) es la tarta de Zanahoria con Frosting de Queso.

Esa mezcla de sabores, lo esponjoso del bizcocho, el ligero dulzor y el frescor que se entremezcla en tu boca… (uy!!! ya comienzo a salivar)!! Peligro, mi cabeza ya no puede dejar de pensar en otra cosa.

Al principio, cuando dices eso de ¿te apetece una ración de tarta de zanahoria? Se te quedan mirando como… ¿zanahoria? ¿tarta? ¿estás loca? Pues si!!!! Igual que con calabaza y calabacín (por ejemplo!!)

Además de deliciosa es muy sencilla de hacer. Aquí os dejamos la receta:

Ingredientes para la Tarta:

400 g (2 tazas) de azúcar
350 ml (1 1/2 tazas) de aceite de girasol
4 huevos
450 g de zanahorias machacadas (hervir, colar, machacar) 5-6 zanahorias grandes
240 g (2 tazas) de harina de trigo
10 g (2 cucharaditas) de levadura en polvo (Royal Baking Powder)
10 g (2 cucharaditas) de bicarbonato de sodio
10 g (2 cucharaditas) de canela
5 g (1 cucharadita) de sal
Para el Cream Cheese Frosting:

240 ml (1 taza) de queso cremoso (Philadelphia) a temperatura de ambiente
60 g (4 cucharadas) de mantequilla sin sal, a temperatura de ambiente
10 ml (2 cucharasitas) de extracto de vainilla
450 g (4 1/2 tazas) de azúcar glacé (vas a añadirlo poco a poco así que a lo mejor usarás menos! Normalmente con unos 300 g tienes más que de sobra, pero… todo va en función de que golos@ seas!!)
Receta:

En un bol mediano, mezcla todos los ingredientes secos (menos el azúcar!) y resérvalos.
En un bol grande, mezcla el azúcar con el aceite.
Incorpora los huevos uno a uno batiendo la mezcla después de cada adición.
Añade las zanahorias machacadas y mezcla bien.
Añade los ingredientes secos  (ya combinados)
Bate por exactamente 3 minutos a velocidad media
Hornea a 175°C (350°F) por 60 minutos (o para cupcakes quizás 25-30 minutos)
Para el frosting de queso crema:

Bate la mantequilla y el queso crema, añade la vainilla, e incorpora el azúcar glacé poquito a poco hasta que tenga la consistencia que te gusta.

Truco:

Si cortas el bizcocho en distintas capas, y las rellenas del frosting y lo metes en la nevera… no vas a poder dejar de meter la cuchara en ningún momento!!

 

tarta

Bizcocho MSC (Para hacer tartas con formas)

Seguro que te has preguntado como darle forma a las tartas… ¿cómo hacer un coche? ¿Una muñeca? ¿un bolso? Pues el truco, además de en la paciencia y el torneado (recortar el bizcocho dándole la forma que queremos) , está en el bizcocho que necesitamos hacer para que no se nos desmigaje.

Es un poco más seco, menos esponjoso (por lo que empaparlo con almíbar será lo que le dé el punto de sabor… pero es muy sencillo de hacer:

Aquí os dejamos la receta 🙂

 

Ingredientes: En molde cuadrado 25*7 cm aprox

Azúcar 240 gr

Huevos 4 huevos L

Mantequilla 240 gr *mantequilla o margarina

Harina 360 gr

Levadura Royal 1 sobres

Esencia Ralladura 1 limón

Sal 1 pizca

Preparación:

1. Tamizar la levadura, la harina y la sal, reservar. El resto de ingredientes a temperatura ambiente.

2. Batir la mantequilla con el azúcar durante 5 min .

3. Una vez trabajada la mantequilla y el azúcar incorporar los huevos uno a uno sin para de batir.

4. Puede tener un aspecto como de cortado pero no pasa nada se arregla cuando se le incorpora la harina previamente tamizada con la levadura y la pizca de sal.

5. Forramos el molde con mantequilla y harina e introducimos en el horno pre-calentado a 180º entre 35 y 40 minutos.

Recomendaciones:

Este bizcocho es más compacto, tiene más cantidad de harina, es ideal para tornear bizcocho, es decir, recortarlo para conseguir una determinada forma, ya que no se desmigaja.

Se seca más rápido si no se va a cubrir rápidamente, se puede añadir un almíbar para que no quede muy seco.

Imagen

Imagen

Bizcocho de chocolate sin huevo y sin leche

¿Cómo? ¿Estoy leyendo bien? ¿Un bizcocho sin huevos y sin leche? Si!!! Ahora los niños alérgicos o intolerantes a los huevos y/o a la leche también pueden disfrutar de este suculento postre!!!

Por que… ¿Quién no conoce a algún niño que, con carita triste, mira como en los cumpleaños sus amigos comen tarta y ellos no pueden? Si, es cierto, están tan acostumbrados que ya casi como que lo pasan por alto, pero… habiendo opciones ¿por qué no prepararles uno?

Además, la receta es super sencilla!!!

Ingredientes:

– 400 gr. de harina.
– 300 gr. de azúcar.
– 1 sobre de levadura química (16 gr).
– 2 cucharaditas de bicarbonato.
– 80 gr. de cacao Valor en polvo.
– 250 cl. de leche de soja sabor chocolate.
– 250 cl. de agua.
– 180 cl. de aceite de girasol.

Preparación:

Comenzaremos poniendo en un cuenco los ingredientes secos menos el cacao, es decir la harina, el azúcar, la levadura y el bicarbonato, y mezclaremos bien con la batidora de varillas.

En un cuenco aparte, mezclaremos los ingredientes húmedos: la leche, el agua y el aceite de girasol, y los añadiremos a la mezcla anterior, batiendo bien.Por último, incorporamos el cacao y volveremos a mezclar.

Vertemos la masa en un molde desmoldable de 22 cm de diámetro, previamente untado con mantequilla y espolvoreado de harina y coceremos el bizcocho en el horno precalentado a 200º, con calor arriba y abajo, durante unos 35 minutos o hasta que pinchando con un palito de brocheta este salga limpio.

Dejaremos enfriar bien antes de desmoldar.

podemos decorarlo con un poquito de azúcar glass para que haya un poquito de contraste de color, y listo para alegrar más de una barriguita :)

Imagen