Cupcakes Arco Iris

Ya sabéis que nos encantan poneros recetas diferentes y divertidas, para que podáis probar en casa, y compartir con los más pequeños. Por eso hoy nos hemos decidido por la receta de unos Cupcakes muy coloridos, con todo el sabor.

Son simpáticos, son naturales (los colorantes no dan sabor) y están muy ricos. Para una fiesta infantil o un momento de locura 🙂 Ahora que llega la primavera (por fin!!!!) ¿qué mejor que ponerle algo de color?

Ingredientes para 12 cupcakes o 48 mini cupcakes

Para el bizcocho:

  • 115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar blanco
  • 3 huevos M
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Colorante en pasta de color rojo, azúl, amarillo y verde

Para el merengue de vainilla

  • 3 claras
  • 180g de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 100ml de agua
  • 1 cucharada de sirope de maíz (Karo) o de Golden Syrup o glucosa.

Preparación de los cupcakes:

Precalentamos el horno a 180ºC (160ºC si es con ventilador). Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel blancas.
Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen.
Añadimos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche, mezclada con el extracto de vainilla, y volvemos a batir. Añadimos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.

Dividimos la mezcla en 4 partes iguales y colocamos cada una en un bol. Teñimos una parte de rojo, otra de azúl, otra de verde y otra de amarillo. Es importante usar colores en pasta para poder obtener colores brillantes (los colorantes líquidos quedarán apagados tras el horneado).

Vamos echando una cucharada de cada color en cada una de las cápsulas, hasta que las 12 tienen una cucharada de cada color.

Horneamos 22-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Dejamos enfriar en el molde 5 minutos y después pasamos los cupcakes a una rejilla, hasta que se enfríen por completo.

Para el merengue, mezclamos el azúcar con el agua y el Karo (o glucosa o Golden Syrup en su defecto) en un cazo y lo ponemos a calentar hasta que la temperatura del termómetro de azúcar alcance los 115º-120ºC. (Si no tenemos termómetro de azúcar, podemos hacer la prueba de la bola: Echamos una gotita del almíbar que hemos preparado en un vaso de agua fría y si se convierte en una bolita dura, está listo).

Mientras tanto, montamos las claras a punto de nieve.

Cuando el almíbar haya alcanzado la temperatura indicada, lo echamos sobre las claras muy poco a poco, sin dejar de batir, como si fuera un hilillo (con cuidado de que no caiga el almíbar en las varillas de la batidora). Seguimos batiendo hasta que el merengue esté brillante. Incorporamos el extracto de vainilla.

Y… a decorar los cupcakes para degustarlos 🙂 Esperamos que os gusten y que nos contéis!

cp

Anuncios

Receta Básica de CupCakes de Vainilla

La receta por antonomasia, la básica, la que todos debemos conocer para poder comenzar a realizar unos deliciosos CupCakes, es esta de vainilla.

Los CupCakes son pequeñas tartas (antes se hacían en pequeñas tazas tipo té, de ahí su nombre) que podemos decorar de todas las maneras que se nos ocurran. Podemos realizarlos de todos los sabores que nos gusten, rellenarlos, cubrirlos con buttercream, decorarlos con fondant de azúcar….

De un mordisco podremos saborear momentos de la infancia, o sabores inimaginables en un pastel como el champan y las fresas. Para todo hay un momento y para cada momento un CupCake.

Esta es la receta básica, pero, a partir de ella, puedes realizar todos los cambios que se te pasen por la cabeza para hacer tu mágica receta, esa que acompañe un momento perfecto con tu pareja, que celebre el nacimiento de un niño, el inicio de una vida en común, el reencuentro con un amigo, o ese momento perfecto con una infusión y el mejor de los libros entre tus manos.

Ingredientes (Para 6 CupCakes):

  • 55gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 110 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 135 g de harina tamizada
  • 60 ml de leche a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • vainilla

Elaboración

Antes de nada, ponemos el horno a calentar a 180º con calor arriba abajo, sin aire. (Esto depende del horno que tengas, si es muy potente, con ponerlo a 160º tendrás suficiente).

Preparamos una bandeja para hornear CupCakes  con seis cápsulas de tamaño normal.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema. (Que no se note la textura del azúcar y que blanquee un poco. Agregamos el huevo y la vainilla (en polvo, pasta o esencia, como la tengas, yo la prefiero en pasta, la esencia deja un sabor mucho más ligero, pero, como siempre, depende de tu gusto y de la marca del producto, pues no todos son iguales), sin dejar de batir.

Por otro lado mezclamos la harina con la levadura y la agregamos a la masa tamizada. Unimos alternando con la leche y mezclamos con una lengua hasta que la masa sea homogénea. Con un racionador de helado vertemos una “bola” de masa en cada cápsula.

Horneamos durante unos 15 minutos, depende un poco del horno y el tamaño de nuestros cupcakes. Para asegurarnos de que la masa esté hecha, pinchamos en el centro con un palillo y esperamos a que no salga manchado en absoluto.

Dejamos reposar los cupcakes dentro de la bandeja, fuera del horno, unos cinco minutos y los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

A partir de ese momento… los tenemos listos para decorarlos como más nos gusten 🙂

Cupcakes01 images (1) images